Ventajas de Implantmed en la colocación de implantes

“La técnica, la funcionalidad y el diseño están muy conseguidos”

Dr. Karl-Ludwig Ackermann durante la entrevista sobre el nuevo motor para implantología Implantmed de W&H

El Dr. Karl-Ludwig Ackermann, cirujano oral establecido en Filderstadt (Alemania), imparte clases en dos universidades en las áreas de implantología y odontología estética. Además, ha colocado varios miles de implantes en 38 años. Desde otoño de 2016, el Dr. Ackermann trabaja con el nuevo motor de implantes Implantmed que W&H ha vuelto a perfeccionar.

Fácil de manejar,
tratamiento seguro y rentable

¿Cómo funciona la colocación de implantes con el nuevo Implantmed?

El equipo es estupendo, tanto en cuanto a los detalles como en lo que se refiere a su concepto en general. En mi opinión, destaca sobre todo el pedal de control inalámbrico, lo que permite controlarlo sin necesidad de cables molestos. Por otro lado, gracias a sus dimensiones y a su diseño ergonómico, el nuevo Implantmed puede integrarse de forma magnífica en las consultas de implantología. Y también pienso que su diseño es muy atractivo.

¿Cuáles son sus ventajas concretas?

En el nuevo Implantmed, W&H ha perfeccionado aún más una gran cantidad de características técnicas, como la cómoda bandeja para instrumentos o la bomba del refrigerante, que se realiza de forma higiénica a través de una manguera muy fácil de colocar. También es único el módulo Osstell ISQ de W&H, de venta como accesorio, que sirve para medir la estabilidad del implante. Con él, es posible determinar la estabilidad de un implante en cualquier momento mientras se determina el torque de enroscado, lo que resulta importante, entre otras cosas, para elegir el momento de carga seguro y, en consecuencia, permite prever mejor los resultados del tratamiento protésico.


Fácil de manejar, ...


¿Ha mejorado también su usabilidad?

Dr. Ackermann: La guía de menús que se maneja a través de la pantalla táctil está muy bien pensada, pues todas las funciones se seleccionan con facilidad. Además, pueden adaptarse de forma rápida al sistema de implantes que se esté utilizando y a las preferencias de ajuste específicas de cada tratamiento, incluso para hasta seis usuarios dentro de una consulta más o menos grande o una clínica. Todos los datos se guardan en soportes de datos correspondientes referidos al paciente o al implante de que se trate, por lo que todos los que trabajamos en el campo de la implantología nos sentimos seguros incluso en el ámbito forense.


W&H, como fabricante, no solo ofrece equipos quirúrgicos, también dispone de una amplia gama de instrumental de cirugía. ¿Por qué es este instrumental tan importante?

Dr. Ackermann: El instrumental con alimentación de refrigerante estéril es absolutamente necesario para poder realizar un tratamiento de forma segura. Las nuevas piezas de mano y contra-ángulos de W&H cumplen todos los requisitos con respecto a higiene y a los diversos tratamientos. Además, el contra-ángulo para implantología WS-75 L, con una transmisión de 20:1, incorpora un sistema de sujeción hexagonal patentado especial. Cuando existe una alta transmisión de fuerza, como sucede, por ejemplo, durante la preparación del soporte del implante o al enroscar un implante en huesos densos, el mandril y el vástago de la fresa permanecen intactos, lo que evita costes de reparación elevados.

... tratamiento seguro y rentable


La rentabilidad y la eficacia también son factores importantes ¿no es así?

Dr. Ackermann: Sí. Su tecnología de transmisión extraordinariamente robusta aporta un trabajo mucho más ergonómico y seguro con el equipo Implantmed y con los dispositivos adicionales conectados y, por supuesto, ayuda también a aumentar la rentabilidad. En el caso clínico que se describe a continuación se indica el modo en el que las características mecánicas citadas antes resultan útiles durante un tratamiento de implantes en la parte frontal del maxilar superior. Aquí utilicé también el módulo Osstell ISQ de W&H, de venta como accesorio, para medir la estabilidad del implante.


Caso clínico: implantes individuales para puentes de óxido de circonio en la parte frontal del maxilar superior

Una paciente de 67 años se presentó con problemas endodónticos y gingivitis alrededor del tratamiento protésico en el maxilar superior. Las piezas dentales 21, 22 y 23 llevaban coronas ferulizadas que estaban unidas mediante una fijación (figura 1) con los implantes de las posiciones 12/11.

orificio piloto para un implante
Dos meses después de la extracción de las piezas dentales 21 y 22, se practicó un orificio piloto en la posición 22 para un implante utilizando el nuevo Implantmed y el contra-ángulo WS-75 L (programa P2, transmisión 20:1).

Se planificó un puente de óxido de circonio en los implantes existentes en las posiciones 12 y 11 y dos nuevos implantes en las posiciones 22 y 23. La colocación del implante y el tratamiento protésico debían efectuarse progresivamente y en combinación con una regeneración ósea guiada.

Para el informe completo del caso, haga clic aquí:

Implantes individuales
   para un puente de óxido de circonio


Imagen: © Ackermann/Kirsch/Neuendorff